Receta de Scrambled eggs de María Moral

Los Huevos Revueltos o Scrambled Eggs puede parecer una de las recetas más sencillas que existen pero, como todo, tiene su complicación.

Uno de los elementos del desayuno británico por excelencia era un plato conocido para las Hermanas Mendoza. Como buenas cosmopolitas dominaban este tipo de creaciones, copiada en su cuaderno siguiendo las recomendaciones de María Moral, autora de muchas otras elaboraciones que también se cocinaron en el Palacete pontevedrés. Ambos detalles, el ser una receta internacional y prestada por una amiga, nos recuerda que para ellas la cocina era una parte más de su ocio, del divertimento del día a día y nos aporta numerosas pistas de lo que podría ser un desayuno muy diferente al del resto de casas gallegas.

No debemos olvidar tampoco que las Hermanas Mendoza procedían de los estratos más altos de la sociedad, de ahí que la mujer que les cede la receta sea María del Moral Sanjurjo (1885-1875) una coruñesa descendiente de los Condes de Torre Penela que casará con el pontevedrés Raimundo Riestra Calderón, Segundo Marqués de Riestra, además de un reputado abogado y Diputado en el Congreso.

Su suegro, José Riestra López, sucedió en la Alcaldía de Pontevedra a Víctor Mendoza Muñoz, padre de Concha y María Mendoza. Fue también una de las figuras principales de la Pontevedra de finales del XIX y principios del XX, donde era dueño de la fábrica de tejas de Poio, de la Banca Riestra o de la Isla de La Toja, donde construyó el Balneario.

Para que os hagáis una idea, en el Madrid de los años 20 se decía “España tiene 48 provincias, porque la otra es del Marqués de Riestra”.

Además, os dejamos la receta con todas las palabras que ellas escriben en otros idiomas para que perdáis el mismo tiempo que nosotros en tratar de descubrirlas.

El original inglés de esta receta puede contener únicamente los huevos o puede ser que estos aparezcan aderezados con perejil, pimienta o un largo etcétera. En este caso, Concha y María Mendoza Babiano escogen la receta más elaborada. Incluso se puede suavizar con nata o leche.

Existen muchísimos trucos para que el resultado sea perfecto, pero nuestra recomendación es cocinarlos mientras se escucha Yesterday de los Beatles, ya que Scrambled Eggs pudo ser el título de una de las canciones más conocidas del grupo de John Lennon.

De obligada lectura este reportaje de Alberto D. Prieto en Jot Down, titulada Huevos revueltos, la historia de Yesterday.

Scrambled eggs

Se baten los eier mucho como para tortilla, se le añade perejil picado, erbsen, judías, en pedacitos, un poco de jamón, sal y dos cucharadas milch por cada huevo. Se pone en un cazo para cada dos eier una onza de manteca, cuando se ve que empieza a burbujear se retira y deja enfríar. Se incorpora cuando este frío el conjunto de los eier, milch, etc. Se pone todo a fuego lento y se deja que se vaya cuajando. Se ponen en agua y después se fríen rebanadas de pan y sobre ellas los huevos. Se pueden bañar por encima con salsa bechamel o tomate.

 

Anuncios